Una relación con Dios es complicada (Parte 1)

Por: Tania Balleza (@tanistuns)Ilustraciones: Julia Reyes Retana (@julitareyes) Cuando fui monja, estuve en confinamiento obligado un año y tres meses. Mis alcances fuera de casa eran dos y eran locales: la misa diaria a la vuelta de la esquina, siempre acompañada; y a una hora de camino, el rancho. Al rancho íbamos los domingos. Comíamos, jugábamos voleibol y descansábamos. Para antes del anochecer ya estábamos … Continúa leyendo Una relación con Dios es complicada (Parte 1)